Conoce nuestros proyectos recicladores

La estrategia de Nestlé en la región de Centroamérica para cumplir con nuestra meta global, el ser cero emisiones neta para 2050, se ve acompañada de aliados estratégicos que educan y apoyan a nuestra compañía durante este caminar.

 

 

Nestle Centroamérica

⏰ Lectura de 3 minutos Mayo 2021

 

 

Panamá

 

En octubre de 2020, Nestlé Panamá en alianza con Ecoedif, logró valorizar 2 toneladas de residuos plásticos provenientes de mermas, botellas PET #1 rellenos de otros materiales plásticos no reciclables, transformándolos en ECOBLOQUES para la ampliación de nuestra fábrica en Natá de los Caballeros, ubicada en Coclé.

Ecoedif, una empresa conformada por estudiantes de la Universidad Tecnológica de Panamá, en apoyo con Panablock y Maxialatam, desarrolló bloques de cemento con un importante porcentaje de residuos plásticos dentro de su composición.

 

Actualmente, la fábrica de Nestlé Panamá en Natá de los Caballeros genera aproximadamente 700 kilos de residuos de merma, lo cual representa un 3% del total de residuos. Esto indica que el resto de residuos, aproximadamente el 97%, es reutilizado, reciclado o tratado. Cada ECOBLOQUE contiene en su composición: 22 empaques de Pasta de Tomate Maggi (presentación de 227 g) y 42 sobres de Leche en polvo Klim (presentación de 104g), logrando así transformar más de 370.000 empaques en lo que será la nueva galera en nuestra fábrica de Natá.

 

Los ECOBLOQUES están sometidos a varios ensayos bajo normas específicas que habitúan dentro de la industria de construcción. Tienen un comportamiento tal cual como un bloque convencional, siendo estas bastante utilizadas. La gran ventaja es que constituye un punto de consumo para un material que habitualmente estaría llegando en los vertederos de basura. Sin embargo, con esta iniciativa, los residuos se vuelven útiles dentro de la cadena de consumo, creando así una economía circular.

 

 

El Salvador

 

Nestlé El Salvador se une con entusiasmo en la transformación de la compañía para ser cero emisiones netas para el 2050. Abordar el tema de la contaminación plástica requiere una visión holística y un esfuerzo bien orquestado y para realizarlo se requieren acciones específicas. Comprometidos a liderar un cambio con impacto duradero, y conociendo que no hay mejor lugar para comenzar el cambio que desde la misma compañía, Nestlé El Salvador ha logrado eliminar completamente los plásticos de un solo uso, la separación correspondiente de los desechos y la realización de programas de compostaje para residuos sólidos orgánicos, donde aproximadamente 40% de la basura común se convierte en abono.

 

Para cumplir esta misión global y evitar que el plástico equivalente de nuestros empaques plásticos terminen en el ambiente, océanos, mares y ríos, Nestlé El Salvador está colaborando con el aliado estratégico Geocycle para lograr neutralizar el 100% de los plásticos utilizados, trabajando en conjunto con una apuesta por la economía circular a través del Co Procesamiento de residuos, un reciclaje simultáneo de materiales minerales y recuperación de energía dentro de un único proceso industrial: la fabricación de cemento.

 

Este proceso empieza al recuperar el plástico que está en el ambiente para transferirlo en los centros donde será procesado. Una vez en la planta de Geocycle, el plástico es triturado para lograr su termovalorización, reduciéndolos a piezas homogéneas para que estas puedan ser integradas en el proceso de fabricación de cemento. ¿El resultado? Un nuevo producto para la construcción.

 

 

Guatemala

 

Nestlé Guatemala es una fábrica 0 desechos al vertedero. Este logro es dado gracias a la meta global que comparte todo Nestlé, que el 100% de nuestros reciclables sea reutilizable o reciclable para el 2025. Es por eso que en Nestlé Guatemala se está trabajando para que el 100% de sus desechos recircule y sean aprovechados en la industria del reciclaje.

En la fábrica, los plásticos flexibles son enviados a eco-procesamiento en horno cementero y ahora, con el nuevo proyecto de madera plástica, se busca darle un nuevo valor a todos estos empaques y materiales. El término “madera plástica” es un poco ambiguo ya que este suele ser compuesto con aserrín y plástico. Sin embargo, la madera plástica hecha junto con el Ecoplast es hecha completamente de plástico, una combinación entre botellas y empaques, transformándose así en una acción clave para que Nestlé Guatemala pueda lograr su meta.

 

En octubre de 2020, Nestlé Guatemala adquirió 150 tarimas de madera plástica, fabricadas por la empresa Ecoplast. Cada tarima está compuesta en un 70% por plásticos rígidos y flexibles postindustriales. Ecoplast, una empresa comprometida con la búsqueda de soluciones al manejo adecuado de los residuos plásticos, en alianza con Nestlé, ha logrado valorizar una importante cantidad de residuos, además de apoyar la industria del reciclaje local y generar soluciones a largo plazo para este tipo de residuos.

 

Algunos de los beneficios de la madera plástica es el poder realizar ese acto de reciclaje para que no llegue a ríos, mares ni vertederos.

Además de su durabilidad y su apoyo para lograr una economía circular.

 

Honduras

 

Durante el caminar hacia la meta de sostenibilidad global de Nestlé Honduras, una de las compañías que se convirtió en una pieza clave dentro de su gestión ambiental fue Recyproco, una empresa que se dedica a promover la cultura de reciclaje como un estilo de vida, enfocándose en la educación ambiental.

Una iniciativa que sobresale es la re-utilización de bolsas de comida para animales de marcas Nestlé para convertirlas en bolsas. Este proyecto se realizó gracias a un programa de reinserción social y laboral de la Pastoral Penitenciaria, el cual busca que las personas que han estado presas puedan tener la oportunidad de generar ingresos para sus hogares. Esta reutilización de bolsas desea sustituir la bolsa plástica, logrando así un impacto positivo no solo en la comunidad, pero también ambiental.

Nestlé Honduras también cuenta con otro aliado, la Escuela Agrícola Pompilio Ortega, una institución educativa no gubernamental que se encarga de la formación de sus jóvenes en materia agropecuaria, quienes han apoyado en la reutilización de los residuos orgánicos como alimento animal y abono orgánico. Los procesos que se ven dentro de esta institución no solo facilitan el proceso educativo de toda una comunidad, sino que también ayuda a los estudiantes a que asuman actitudes de conocimiento como profesionales competitivos y al impulsarlos a buscar alternativas sostenibles que apoyen a sus comunidades.

Con apoyo de sus aliados estratégicos, y gracias a las acciones internas tomadas, Nestlé Honduras se convirtió en el primer centro de distribución 0 desechos, recibiendo el reconocimiento “Bandera Ecológica” por parte de Mi Ambiente y de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras.

 

Costa Rica

 

Nestlé Costa Rica ha realizado una gran variedad de esfuerzos para completar ambas de nuestras metas globales: que el 100% de nuestros empaques sean reciclados o reutilizados para 2025 y ser cero emisiones netas para 2050.

Entre estos se encuentra la correcta disposición de sus productos no conformes, utilizando la materia orgánica para la producción de abono utilizado por cientos de agricultores en el país y la separación y correcta disposición de los otros materiales como cartón, hojalata y tetra pak. Además, todo material publicitario (POP) de Nestlé Costa Rica es reciclado para generar madera plástica con la que construyen tejas para techos, postes para cercas, muebles, etc.

A principios del año 2021, Nestlé Costa Rica recibió su certificación de Plástico Neutralidad y logró ser cero residuos en su operación.