¿Sabes qué significa reciclar?

El reciclaje es el proceso industrial que permite darle una nueva vida a múltiples tipos de materiales, contribuyendo a la conservación de los recursos naturales disponibles en la tierra. Todos nosotros podemos separar estos materiales desde nuestros hogares o áreas de trabajo, facilitando su acopio en los centros de reciclaje disponibles.

¿Por qué es importante que todos reciclemos?

El incluir el reciclaje como parte de nuestra rutina puede ayudarnos a disminuir los efectos negativos de los desechos en el ambiente.

¿Sabías que una tonelada de papel reciclado puede ayudar a salvar 17 árboles y más de 1300 litros de petróleo?

Conoce 5 beneficios de reciclar:

RE tratamiento de residuos

En nuestras fábricas de Nestlé Centroamérica, ya hemos reducido el 94% de los residuos que enviábamos a los vertederos, gracias a la práctica del reciclaje. Sin embargo, unirte en este proceso puede ayudarnos a aumentar nuestro impacto en el planeta tierra

¿Cómo incluir la práctica del reciclaje en tu hogar?

 

1. Separa un espacio en tu hogar para reciclar.

2. Coloca en ese espacio una caja por cada material que desees recolectar. Pueden ser: plásticos, papel y cartón, Tetrapak, latas, vidrio, baterías y electrónicos.

 

3. Marca cada una de las cajas con el material que le corresponda a cada una.

 

4. Lava y seca todos los empaques que consumas en tu hogar o trabajo que desees reciclar.

 

5. Una vez secos, deposítalos en su caja correspondiente

6. Cuando ya tengas una cantidad suficiente recolectada, contacta a uno de los centros de reciclaje cercanos a tu hogar. Muchos ofrecen servicio de recolección puerta a puerta.

 

En el siguiente mapa podrás encontrar los centros de acopio disponibles en tu región.

 

Los residuos orgánicos, representan más del 50% del volumen de los residuos generados en el hogar. Las cáscaras de verduras, frutas y huevos, café, pan duro, servilletas de papel, fósforos, también pueden ser aprovechados como compostaje.

¿Quieres construir tu propia composta en casa? ¡Aquí el paso a paso!

 

1. En un espacio apto en tu hogar, construye una caja de cuatro costados o ubica un balde hondo con pequeños agujeros alrededor del contenedor para que entre el aire.

2. Recolecta hojas, pasto seco, flores o cenizas y mantenlos cerca de la compostera para irlos agregando periódicamente. Esta será la materia orgánica de carbono.

 
 

3. Separa los restos orgánicos de los demás residuos en tu cocina y ve depositándolos en un recipiente. Esta será la materia orgánica de nitrógeno.

4. Cuando acumules lo suficiente, deposita los residuos orgánicos en tu compostera. Una capa de carbono y una capa de nitrógeno.

 

 
 

5. Agrega un poco de agua para que este siempre húmedo, y mézclalo con frecuencia.

6. Recuerda no excederte con restos de cítricos y no depositar huesos, carnes o lácteos.

 

Reducir, reutilizar y reciclar son deberes cotidianos de todos nosotros para poder contribuir a la creación de un futuro sostenible. La preservación del medio ambiente depende de cada una de nuestras acciones. Es por eso que queremos enseñarte que, desde tu hogar, tus pequeñas acciones pueden generar un gran impacto, sobre todo si las compartes con las personas a tu alrededor. ¿Qué esperas para empezar?

Te invitamos a que conozcas los mitos sobre el reciclaje y como ser “basura cero”..

Guía para reciclar los productos Nestlé